LA APICULTURA EN MURCIA

La apicultura es la actividad dedicada a la cría de las abejas y a prestarles los cuidados necesarios con el objetivo de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar. La apicultura en Murcia da como principal producto en nuestra Región la miel que se obtiene de esta actividad.

En la Región de Murcia conviven dos tipos de apicultores, los aficionados y los profesionales, que se dedican exclusivamente a la apicultura. Nuestros apicultores utilizan principalmente la colmena Layens debido a su facilidad para el manejo y para realizar las trashumancias, sin embargo en los veranos calurosos, su poca ventilación dificulta la supervivencia de las abejas, siendo también difícil su manejo a la hora de aplicar los tratamientos.

La apicultura en la Región de Murcia es trashumante y dependiendo  de la época del año, nuestros apicultores mueven sus colmenas por dentro y fuera de la Región.

En primavera, empieza la campaña para los apicultores, colocando sus colmenares próximos a los almendros. Tras esta floración se realiza el movimiento de colmenas al azahar, floración más importante en nuestra Región debido a la cantidad de naranjos, limoneros y mandarinos que podemos encontrar principalmente en el Campo de Cartagena y en la Huerta de Murcia.

Otras floraciones muy importantes en nuestra Región son las de romero y tomillo, las cuales se encuentran principalmente por  el Noroeste de Murcia y Altiplano, mientras que la albaida se localiza por las zonas de Lorca y Puerto Lumbreras.

Una vez finalizadas las floraciones en la Región de Murcia, se acerca el verano y los apicultores trashumantes comienzan a mover sus colmenas hacia Sevilla y  Córdoba en busca del girasol, cargando sus colmenas al anochecer y realizando los viajes por la noche evitando así que las abejas se asfixien.

Otros lugares de gran importancia donde los apicultores llevan sus colmenas son Valladolid y Cuenca, en busca de un girasol más tardío.

Tras haber recorrido prácticamente toda España, buscando algún sitio donde colocar sus colmenas, para evitar que sus abejas se mueran y realizando un beneficio indirecto, producto de la actividad de pecoreo como es la polinización, regresan a la Región para pasar el otoño e invierno.

Sin embargo los apicultores que quedan en la Región durante el verano, mueven sus colmenas para conseguir que sobrevivan, en busca de alguna floración como son los melones. También las llevan mucho a las zonas del Noroeste evitando las altas temperaturas que se producen principalmente en las zonas de sureste y suroeste de la Región.

Durante el otoño e invierno los apicultores colocan las colmenas en sus principales asentamiento, a la espera de algunas lluvias para poder mantener a la colonia. Durante este periodo es conveniente realizar el tratamiento, ya que es el momento en el cual las colmena no está muy desarrollada, y es más fácil combatir la varroasis, parasitosis provocada por un ácaro llamado Varroa que parasita a Apis mellifera (nuestra abeja de la miel) produciendo graves daños y matando finalmente las colonias si no son tratadas. En esta época también se alimentan a las colmenas, para prepararlas hacia las floraciones futuras que hay en nuestra Región de Murcia.

Entre los principales problemas que el apicultor murciano encuentra es la falta de floraciones silvestres, provocadas fundamentalmente por la sequía y la desertización, el uso de insecticidas en los frutales de manera incontrolada y en los momentos de floración, la disminución del precio de la miel por las importaciones masivas de mieles de baja calidad que proceden de países terceros y la varroa, principal enfermedad de las abejas.

Contacto

968 35 40 59 (preguntar por apicultura)
Avda. Río Segura , 7 - 30002 Murcia
info@apicultoresmurcia.es

Síguenos